Plantas que dan vida

Mi primera ventana en El Porvenir

Mea culpa no sé vivir sin ellas.

Para mí una casa sin plantas, es una casa sin vida. Desde que hace ya años me independicé y empecé a valerme por mí sola en este mundo extraño, las he ido incorporando a mi vida, y son "mis niñas", La Pati, La Bego, La Cinta... Las cuido si se ponen enfermas, las aseo y limpio como si de personas se trataran, e incluso cuando parecen que ya están desahuciadas las llevo a la UCI hasta que se recuperan.

Recuerdo la primera maceta que me dio mi tía y que alumbró aquel apartamento por llamarlo de alguna manera (aún está viva), tipo chavo del ocho al que me fui a vivir, ¿te acuerdas Lola? (¿si a ti te gusta?) y  todo el mes de julio con 45º a la sombra de Sevilla pintando y limpiando aquello por el que Don Limpio no pasaba desde que hizo la primera comunión. (cuanta ayuda Isa y que casi no lo cuento... qué calambrazo que me llevé) ¡¡Como olía aquel tugurio!! 

Si aquel colchón hubiera hablado... menos mal que lo sometí al tercer grado dejándolo un par de días en la azotea para que exculpara sus culpas. ¿Y lo bonito que quedó el pisito? claro está, después de un cambio radical como en esos realities de la tele.

Una sóla habitación y una mini salita, comedor, salón... o lo que fuera, parece mentira que en los dos colchones que me prestaba la vecina pudieran caber mis amigas de Mérida cuando venían a verme, siempre cargando con alguna cosilla (mi primera vajilla, cubertería...) para animar aquello y ¡¡¡por supuesto en verano!!!, cuando más calor hacía.

Las visitas de Alejandro desde  México, aquel que pudo ser pero que no fue... y lo feliz que me sentía con mi cutrisueldo de becaria de la Universidad... ya lo dice el dicho "No es más feliz el que más tiene si no el que menos necesita". ¿Y no había crisis?

De entonces mi afición a recolectar objetos olvidados y escarbar en las cubas de las obras, recuerdo que decía que mi  "salón" era "diseño de segunda mano de basura" (uff y pensar que ahora en mis ratos libres opino sobre decoración, que osadía). Una vecina inglesa que había vivido en el apartamento de al lado, cogió unos  muebles de la calle y cuando volvió a su tierra los heredé.

Eso sí, en El Porvenir, en el  barrio más bonito y elegante de Sevilla (al menos par mí) y por el que todavía voy a pasear a recordar aquellos tiempos, ahora estoy más en la periferia en un piso mejor y por fin mío. Pero yo que soy dura de roer, reconozco que se me saltaron las lágrimas cuando dejé aquella L y hasta las brujas del 65, aquellas que estaban siempre espiando a ver con quién entraba y salía y que cuando menos te lo esperabas metían su cabeza por mi ventana.

Y es que como el primer amor, la primera casa no se olvida.

Así que hoy mi homenaje es para las niñas y para tod@s aquell@s a los que como yo, no pueden estar sin ellas.

Aquí comienza.

Suculentas en copas de plata o alpaca.


O en macetas bicolores.


abeautifulmess.typepad.com

O pequeños jardines zen, en recipientes de cristal.


gifts.redenvelope.com

Arte para decorar paredes.


Vía Bright Green

Jardines colgantes.
Esta idea se llama  Boskke soportes ideados para colgar las plantas al revés... la verdad es que quedan muy bonitos y son muy originales.



Formar un pequeño huerto de especias.
Sólo hay que apilar varios maceteros y ya tenemos perejil, albahaca, tomillo...todo fresco, natural y muy a mano.

thevintagewren

En moldes para magdalenas.

www.homemadesimple.com

O en botes de cristal.

norestforbridget.com
Letreros en pizarra.


northcarolinacharm

Reciclando latas.

shoppingbuddy.net

Carretillas.

ourlifeinidaho

www.lushome.com


La bañera.


www.fotothing.com

En ruedas.


Y hasta botas de agua.


www.magic1278.com.au

Unas cajas de frutas pintadas con el color que más os guste y unas ruedas quedan geniales para plantas con flores.



O en viejas sillas de enea.

www.lushome.com

Y para terminar no puede faltar un patio cordobés.





Y aunque me ha quedado un artículo un poco largo, deseo que os guste.

Besotes

6 comentarios:

  1. Preciosa entrada! Me ha gustado tu relato sobre tu primera casa. Es verdad que se recuerdan esos primeros pisos con cariño, uno se conformaba con bien poco. Con los años uno se va haciendo más comodón, aunque es bueno conservar esa ilusión.
    Pienso igual que tú: una casa sin plantas está incompleta.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan los recipientes de cristal con cactus dentro!! El problema es q a mi se me mueren hasta los cactus... Aunq últimamente parece q voy mejorando un poco, tengo una planta desde el día de Reyes, q en mi es todo un logro!

    ResponderEliminar
  3. Ayer mismo estuve hablando del calambrazo con mis padres! casualidad? Me gustan los tarros de cristal, voy a probarlo para el trabajo, pero las macetas que cuelgan ¿no se vierte la tierra?.Sí, que tiempos aquellos! menos mal que han pasado! Be present my friend!

    ResponderEliminar
  4. Cuánta nostalgia en tus palabras... Mari me han encantado los colgantes de cristal, son preciosos...
    Ale, a disfrutar el presente, que siempre parece que el pasado fue mejor...
    Besos de osa...

    ResponderEliminar
  5. Se me olvidó, los neumáticos han quedao fantásticos...
    más besos de osa

    ResponderEliminar
  6. hermoso, las miro y admiro pero aun no me atrevo, por ahora seguire mirando y admirando, me daria mucha pena si una de las plantas se me muriera. bendiciones para ti

    ResponderEliminar

Por una visita un beso, por un comentario... qué no daría yo, por vuestros comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...